Agentes Élite de la Patrulla Fronteriza Serán Desplegados en “Ciudades Santuario”

Foto: Un equipo de las Unidades Tácticas de la Patrulla Fronteriza (BORTAC, por su sigla en inglés) en un ejercicio de entrenamiento

Este artículo es una traducción.

Por Henry Perez

El presidente Donald Trump ha anunciado que la Unidad Táctica de la Patrulla Fronteriza (BORTAC), un equipo de estilo militarizado reservado para operaciones especiales patrullará y ayudará a hacer detenciones en las llamadas ciudades santuario de los EE.UU. como Houston, San Francisco, Chicago entre muchas otras.

Esta autorización es la reacción del gobierno de Trump hacia las “ciudades santuario” que limitan de forma deliberada el intercambio de información y la cooperación entre las fuerzas del orden local y agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE). Si bien se supone que el BORTAC está reservado para operaciones especiales como redadas de escondites y arrestos militarizadas, incluso fuera de las fronteras nacionales, la fuerza también se desplegará en comunidades de inmigrantes de clase obrera para atizar el miedo y aumentar las tasas de arrestos generales.

Por lo general, las “ciudades santuario” se niegan a cumplir con los pedidos de ICE de retener a inmigrantes indocumentados, lo que mantendría a inmigrantes detenidos hasta que ICE pueda detenerlos por violaciones migratorias no relacionadas.

Sin importar lo que los gobiernos locales y estatales hagan para esquivar la colaboración con ICE, el término “santuario” no tiene un significado o valor real cuando la aplicación federal, al fin y al cabo, puede reemplazar todas las jurisdicciones permitiendo que ICE pueda actuar de manera unilateral. Esta realidad se vio a principios de este mes en la ciudad de Nueva York, una “ciudad santuario,” un hombre fue disparado en la cara por agentes del ICE vestidos de civil cuando intentaron detener a su padrastro. Los agentes del ICE ya ejerciendo una violencia brutal en la calle, el hiper-militarizado BORTAC sólo puede aumentar aún más los arrestos, resultando en más víctimas.

La administración Trump parece estar enviando agentes de BORTAC para atender a su base política antes de las elecciones presidenciales de 2020. Además del anuncio de BORTAC, Trump está avanzando en la asignación de 3.600 millones de dólares en fondos militares para completar el muro fronterizo.

Los inmigrantes indocumentados son uno de los principales chivos expiatorios del imperialismo yanqui para movilizar a su base popular, y el despliegue del BORTAC alimenta la idea reaccionaria de que deben ser perseguidos con equipos militares especiales. Los imperialistas como Trump pintan a todos los inmigrantes de las naciones oprimidas como criminales, permitiendo que los reaccionarios justifiquen su persecución por la Patrulla Fronteriza, las milicias fronterizas civiles, o por los fascistas terroristas, como en el tiroteo masivo en un Wal-Mart de El Paso.

Armados con granadas de aturdimiento y entrenados como francotiradores, la apariencia militarizada de los agentes del BORTAC pretende proyectar una sensación falsa de invencibilidad del imperialismo estadounidense, pero en realidad muestra su excesiva confianza en el militarismo hueco frente a las crecientes olas de resistencia popular y masiva en el país y en todo el mundo.