NUEVA YORK: ICE Dispara en la Cara a un Inmigrante, Detiene a un Segundo Hombre en el Hospital

Una foto tomada de Erick Díaz en el Hospital Maimonides después de que ICE le disparó en la cara

Este articulo es una traducción.

Por Nélida Tello

El 6 de febrero, agentes civiles del Programa Nacional de Operativos contra Fugitivos del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por su siglas en inglés) le dispararon al inmigrante mexicano Erick Díaz-Cruz con una pistola paralizante antes de dispararle al joven de 26 años en la cara con una arma, afuera de la casa de su madre en Gravesend, Brooklyn. Los agentes federales estaban entregando a Gaspar Avendano-Hernández, 33, el novio de la madre de Díaz, con una orden de deportación cuando Díaz intervino para ayudar a Avendano. Poco después, activistas y miembros de la comunidad se movilizaron para protestar en contra del disparo afuera del hospital donde ICE interno a Díaz.

Previamente en la semana, ICE había intentado emitir una solicitud de detención mientras Avendano estaba bajo custodia del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD), por conducir con una placa de matrícula falsificada. Las órdenes de detención son emitidas por ICE para obtener la custodia de inmigrantes indocumentados provenientes de otras agencias para deportarlos.

ICE Shooting Scene
La vista fuera del apartamento de Brooklyn donde ICE le disparó a Erick Díaz en la cara

Tras la liberación de Avendano, los agentes federales lo localizaron y acorralaron afuera de su casa cuando se dirigía al trabajo el 6 de febrero por la mañana. Cuando volvía a su casa por una herramienta que había olvidado, dos agentes federales arrojaron a Avendano al suelo mientras intentaban arrestarlo.

Las imágenes del altercado muestran a Avendano luchando y gritando en español antes de ser electrocutado con una pistola paralizante. Informan testigos que poco después de que Avendano fuera atacado, Erick Díaz-Cruz, también fue electrocutado y luego disparado. Según Kevin Yañez-Cruz, el hermano menor de Díaz que presenció el episodio, Díaz estaba desarmado cuando los agentes federales lo agarraron y le dispararon a quemarropa, hiriendo la mano de Díaz antes de que la bala rebotará en su cara.

“[El agente] literalmente apuntó su arma a mi hermano y ni siquiera vaciló,” dijo Yañez al medio burgués de comunicación local WABC.

Sin ofrecer más detalles, ICE informó que tanto Díaz como Avendano habían sido trasladados al Hospital Maimónides bajo su custodia, a pesar de que Díaz tenía una visa de 10 años. Con el fin de pintar a los agentes federales como víctimas del altercado, ICE también informó que dos agentes fueron hospitalizados y dados de alta poco después de su ingreso. Díaz permanece hospitalizado en un estado crítico tras el disparo.

Protesters Outside Maimonides Hospital
Manifestantes en las afueras del Hospital Maimónides se reúnen en apoyo de Erick Díaz, baleado por ICE

Activistas, clérigos, y organizaciones progresistas se movilizaron rápidamente afuera del Hospital Maimónides el día del tiroteo. Los manifestantes exigieron que los hospitales sean tratados como un sitio santuario y que el ICE se mantenga fuera. Asistió también la familia de Erick.

Durante la manifestación, una mujer trató de contrariar al grupo, gritando, “Gracias a Dios tenemos a ICE,” provocando que los manifestantes ahogaran sus cantos con, “¡Abolish ICE!” (Abolir a ICE). La solidaridad con los inmigrantes de clase obrera contra la persecución de ICE es necesaria, pero el llamado “Abolish ICE” oculta el hecho que el imperialismo estadounidense es la fuente de la agencia fascista por implicar que si ICE fuera abolido, las comunidades de inmigrantes estarían libres de persecución y daño. ICE por sí solo no puede ser abolido, la única manera de proteger a las comunidades de inmigrantes es organizándolas para derrocar al imperialismo estadounidense.

Al siguiente día, los agentes de ICE finalizaron la detención de Avendano, escoltándolo desde el Hospital Maimónides mientras la policía de Nueva York colaboraba con los agentes federales. Ambas agencias policiales enfrentaron a los manifestantes que habían hecho vigilia toda la noche fuera del Hospital Maimónides, retirándolos con fuerza cuando se interponían en el camino del vehículo de ICE que transportaba a Avendano a la cárcel en el condado de Hudson en Kearny, Nueva Jersey.

Los activistas hicieron una vigilia el 9 de febrero fuera de la cárcel donde se encuentra Avendano, demandando su libertad y denunciando la deportación de un testigo clave del tiroteo de Díaz.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, elogió a la policía de Nueva York por no cooperar con ICE en el momento del primer arresto de Avendano a principios del mes y condenó el tiroteo por suceder en una ciudad santuario, pasando por alto el apoyo de la policía de Nueva York a las operaciones de ICE para someter a los manifestantes.

Si la solicitud de detención hubiera sido aprobada por la policía de Nueva York, Avendano habría sido retenido después de su fecha de liberación y su custodia habría sido entregada a ICE. Nueva York, una “ciudad santuario,” limita la colaboración policial con ICE, lo que resulta en el rechazo de la mayoría de las solicitudes de detención. Se hacen excepciones para convictos con delitos graves o violentos. Pero las ciudades santuario son solamente parte de la propaganda pacificadora de los políticos liberales, y tal como fueron establecidas pueden ser retiradas.

Rachael Yong Yow, una portavoz de ICE, declaró que el rechazo de la orden de detención de inmigración en el momento del primer arresto de Avendano “obligó a los agentes de ICE a localizar [a Avendano] en las calles de Nueva York en lugar de en los seguros confines de una cárcel.”

Trump State of Union 2020
Donald Trump durante la proclamación del Estado de la Union en enero.

El presidente Donald Trump insistió en una línea similar durante su discurso del “Estado de la Unión” la semana pasada, señalando un incidente distinto en el que dijo que la policía de Nueva York había liberado a un inmigrante que había violado y asesinado a una anciana. Trump afirmó, “Si la ciudad hubiera honrado la solicitud de detención del ICE, su víctima hoy estaría viva.” La policía de Nueva York respondió que nunca habían recibido ninguna solicitud de detención de ICE.

En las declaraciones del alcalde De Blasio sobre el atentado contra Díaz, llamó a ICE una “fuerza ilegítima,” complaciendo no sólo a los liberales que ignoran la propia ilegitimidad del imperialismo estadounidense, sino también a su fuerza policial, que busca presentarse como una fuerza local del bien entre la gente y deslindarse de la agencia federal de inmigración que supuestamente es más despiadada.

Independiente de la imagen que ICE y la policía de Nueva York están en desacuerdo, o de la ilusión sobre las ciudades santuario, ambas agencias trabajan juntas para mantener el dominio domestico del imperialismo estadounidense. El refugio real se ganará una vez que el sistema imperialista de EE.UU. sea derrocado, y ya no sea capaz de desatar su terror en las calles o por todo el mundo.