OXNARD: Administradora de Propiedad Amenaza con Llamar a ICE, Los Inquilinos se Mantienen Firme

Foto: Una Carne Asada comunitaria en enero realizada para organizar a los inquilinos que luchan contra SandPiper Property Management

Este articulo es una traducción.

Por Serran Soledad 

El mes pasado, inquilinos de los Apartamentos Casa Valencia en el norte de Oxnard han visto avances al unirse en contra del hostigamiento del propietario y sus malas condiciones de vida. La gerencia de los apartamentos ha tomado represalias contra estos esfuerzos, en una instancia amenazando a los asumidosderes de los inquilinos con denunciarlos a la agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE). A pesar de ello, los inquilinos siguen comprometidos a resistir junto con los activistas locales.

darlenekempema
La administradora de propiedad Darlene Kempema, quien amenazó a los inquilinos organizados con denunciarlos aICE

A fines de enero, luego de una carne asada comunitaria que reunió a los inquilinos para organizarse por primera vez, un inquilino derechista no solo grabo el evento sino que también envió las imágenes directamente al administradora de la propiedad, Darlene Kempema, de SandPiper Property Management.

Kempema respondió de inmediato intentando identificar a un inquilino como líder, llamándolo más de veinte veces y dejando un mensaje de voz amenazando con llamar a ICE. En una copia de la grabación enviada a Incendiary, se puede escuchar la voz de una mujer, identificada como la de Kempema, diciendo “Yo llamo la migra, bye, bye.”

Desafortunadamente, el inquilino que fue amenazado tomó el curso peligroso de presentar un reporte policial en respuesta a las amenazas de Kempema. El consejo altivo e intimidatorio del oficial de policía fue que debía mantener la cabeza baja y dejar de organizarse. Sin embargo, el inquilino ha expresado con actitud desafiante su intención de continuar luchando.

La policía es un brazo del estado burgués, cuyo papel principal bajo el capitalismo es proteger a la clase dominante y la propiedad privada, no a la clase obrera ni a los inmigrantes de las naciones oprimidas, y no es sorprendente que les digan a los trabajadores que mantengan la cabeza baja’. En la mayoría de los casos, simplemente tomarán la ruta de la violencia reaccionaria flagrante para reprimir a los trabajadores y al pueblo. Los inmigrantes en particular no deberían confiar en la policía, ya que las fuerzas policiales locales colaboran regularmente con ICE a pesar de sus intentos de aparecer independientes o, a veces, incluso simpatizantes de las comunidades de inmigrantes.

La presencia de ICE es conocida en Oxnard, una ciudad agrícola en la costa del sur de California, con una población de 200,000 personas; el 80% de los residentes son de origen Chicano o inmigrantes mexicanos. Los inquilinos a menudo vena ICE en su vecindario, generando temor en las personas indocumentadas, motivándolos a permanecer inadvertidos y sufrir silenciosamente a través del abuso y las condiciones que enfrentan. Un inquilino llamado Alfredo dijo que ICE se había acercado a él en el pasado, mientras buscaban a alguien en el callejón detrás de las dos propiedades de Sandpiper.

justinegrerer
El Presidente de SandPiper Property Management, Justin Egerer

Kempema, junto con el presidente de SandPiper, Justin Egerer, han permitido que empeoren las condiciones en Casa Valencia y en los inmobilarios vecinos. Los inquilinos sobrellevan las infestaciones de moho negro, cucarachas y chinches, tuberías rotas, problemas de gas y electricidad, alzas de alquiler, además de los intentos constantes de intimidación de Kempema.

Muchos de los niños en las propiedades de SandPiper sufren de asma y otros problemas de salud, empeorados por infestaciones de insectos y moho causado por tuberías rotas. Un niño de cuatro años se ve obligado a tomar tratamientos de respiración cada noche antes de acostarse.

En el convivio que inició la movilización en enero, en el patio colgaban pancartas en inglés y español que decían “Inquilinos Unidos Contra SandPiper.” Alrededor de dos docenas de inquilinos de múltiples inmobilarios se reunieron para socializar y delinear sus planes, facilitados por los activistas del Estudio Revolucionario de Oxnard (OxRevStudy), que ayudaron a organizar el evento.

Los residentes de los apartamentos ubicados justo al otro lado de la calle también se unieron, interesados en comenzar su propia lucha después de lidiar con condiciones similares y maltrato por parte de su propio propietario.

Los inquilinos comieron carne asada, y los activistas compartieron ejemplos de luchas por la vivienda y luchas contra eldesalojo de todo el país.

Los espectadores de pie en el balcón escucharon mientras otros inquilinos compartían con enojo sus propias experiencias con Kempema sobre su abuso verbal, acoso, amenazas de desalojo, y de tirar en la los juguetes de los niños que quedan en el patio basura. Los intentos fallidos de desafiar a SandPiper a través del sistema legal anteriormente habían dejado a los inquilinos desilusionados, pero el llamado general de militancia hecho en la carne asada trajo un nuevo optimismo.

El sol se metió cuando el evento concluyó, con niños jugando sobre un viejo colchón arrojado sobre el segundo piso por mantenimiento. Los inquilinos que habían pasado años como vecinos sin hablar, se unieron en torno a sus experiencias compartidas y su inclinación a defenderse.

Este creciente espíritu de solidaridad y lucha es lo que provocó las amenazas de Kempema de utilizar la agencia fascista de ICE contra los inquilinos, pero los activistas solo han enfatizado que es bueno ser atacado por el enemigo.

“Forzamos su mano para hacer esto,” dijo Natalie, con OxRevStudy, “pero no vamos a sentarnos y esperar sus reparaciones.”

Oxnard Tenants
Inquilinos y activistas de Casa Valencia disfrutan de la comida y la camaradería