FBI Presiona a Apple por Información de Clientes

Este artículo es una traducción.

Por Mike Talavera

Nuevos informes revelan que Apple canceló un proyecto en desarrollo hace dos años que hubiera dificultado que la compañía accediera las copias de seguridad de los datos de los usuarios después de que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) se quejara de que la medida de privacidad impediría sus propias investigaciones.

Según los ex funcionarios del FBI y un empleado actual de Apple que habló con el medio de comunicación burgués Reuters, Apple había planeado proporcionar cifrado de extremo a extremo para su servicio de respaldo, iCloud, al vincular la clave necesaria para desbloquear el cifrado del código de acceso e información única del dispositivo del cliente. A pesar de contratar a un equipo para comenzar esta iniciativa, los denunciantes dijeron que se abandono después de que el FBI se opusiera. “No iban a tentar su suerte,” dijo un denunciante.

A menudo publicitándose a sí mismo como un bastión de tecnología de privacidad, Apple históricamente no ha cumplido con su eslogan de marketing, “La privacidad es un derecho humano fundamental.Recientemente, el Fiscal General William Barr le pidió a la compañía que accediera los dispositivos del oficial de la Fuerza Aérea de Arabia Saudita que mató a tres en una base naval de Florida el mes pasado. Apple proporcionó las copias de seguridad en la nube (que habrían estado protegidas por su plan anterior) al gobierno en este caso.

“La Privacidad Importa” un anuncio de comercialización de Apple

El cifrado de extremo a extremo es una forma de tecnología de seguridad que evita que un tercero acceda a los datos sin una clave vinculada al creador original de los datos. En teoría, cuando está habilitado, Apple no podrá acceder los datos de los clientes ni entregarlos a las fuerzas del orden público, pero incluso con dicho servicio, la ‘privacidad’ no es un derecho ni una garantía cuando el estado busca acceso, ya sea a través de medios tecnológicos u otros.

Cuando el plan para el cifrado de extremo a extremo de iCloud estaba en proceso, Apple participó en una batalla legal con el FBI por desbloquear el iPhone del tirador masivo de San Bernardino en 2016. El FBI se retiró del proceso después de contratar a un contratista que podría acceder el teléfono sin la ayuda de Apple.

“Fuera de esa discusión pública sobre San Bernardino,” dijo un denunciante,” Apple se lleva bien con el gobierno federal.”

El gobierno puede presentar disputas públicas llamativas sobre los datos de los tiradores masivos, pero solo en la primera mitad de 2019, Apple dijo que cumplió con más del 90% de las solicitudes gubernamentales de acceso a los datos de los clientes, lo que equivale a más de 18,000 cuentas de iCloud infiltradas.

Además de verse a sí mismo como un “pionero de la privacidad,” Apple también se presenta como un líder de la humanidad del futuro, promocionando la falsedad de que el avance de la tecnología en sí misma puede emancipar a las personas del mundo. Este episodio de complicidad de Apple con la policía estadounidense, que se mantuvo en secreto del público, ilustra cómo la clase dominante, especialmente el imperialismo estadounidense, maneja y controla la tecnología. De esta manera, Apple no es diferente de otras compañías tecnológicas importantes como Microsoft y Google, que impulsan la explotación en todos los niveles de sus operaciones. La clase obrera y los pueblos oprimidos, y particularmente aquellos que se organizan activamente para una sociedad mejor, no deben confiar en la innovación de la tecnología, sino en la creatividad de las masas y en la prominencia de la ideología proletaria.