PALM BEACH: La Policía Desaloja Brutalmente a los Organizadores de Inquilinos y Familias de Stonybrook

Foto: Palm Beach Tenants Union se reúne contra las malas condiciones en Stonybrook Apartments

Este artículo es una traducción.

Por Ben Robinson

El 16 de enero, cuatro familias en el condado de Palm Beach fueron desalojadas violentamente por la policía de Stonybrook Apartments después de dos años de resistencia contra el casero, Frank Sinito, bajo el nombre de Millennia Housing. Todas las familias desalojadas eran miembros del Sindicato de Inquilinos del Condado de Palm Beach, incluida la familia de Crystal Lewis, el presidente del sindicato.

El Sindicato de Inquilinos de Palm Beach ha luchado contra las condiciones inhumanas en Stonybrook, incluidas las aguas de drenaje acumuladas en las bañeras de los inquilinos, tuberías rotas, moho negro, plagas y otros problemas graves. El Sindicato está dirigido por inquilinos y ha utilizado varias tácticas que van desde demandas hasta huelgas de alquiler y protestas. Las acciones anteriores incluyeron a inquilinos que se encerraron en sus apartamentos.

Las familias desalojadas la semana pasada habían estado reteniendo el alquiler legalmente desde julio de 2018, pero en palabras del Sindicato, fueron desalojadas “en represalia por las recientes protestas de inquilinos y presentaciones legales.”

La incursión en sí fue brutal, ocurrió temprano en la mañana cuando la comunidad en general no estaba presente para apoyar a las familias. Sin previo aviso, la policía llegó con hachas y mazos, y apuntó con sus armas a una familia. Lewis declaró en una publicación de Facebook que sentía que “había cometido un crimen mientras dormía, por la forma en que tocaron [la puerta],” y que escondió a sus hijos en el armario para evitar que los retengan en punta de pistola.

Moving trucks began to arrive later in the day after the 7AM evictions
Camiones de mudanza llegando tras el desalojo brutal

“Esto enfrió toda la resistencia,” dijo un representante de la Unión a Incendiary. La brutalidad fue intencional; la policía estuvo allí para enviar un mensaje de que no se tolera luchar contra caseros para garantizar condiciones seguras y humanas. El papel de la policía como ejecutores de la clase dominante se mostró con sorprendente claridad: no son para el pueblo, sino para proteger los derechos de propiedad burgueses.

Los inquilinos se organizaron y resistieron tenazmente durante dos años, pero el casero, con la ayuda de la policía, finalmente pudo utilizar métodos de fuerza bruta para forzar su desalojo. Al igual que el reciente desalojo militarizado de Moms 4 Housing en Oakland, la policía aprovechó un momento en que los inquilinos eran más vulnerables y el apoyo externo podía ser descubierto sin darse cuenta.

Los desalojos demuestran las limitaciones de los canales legales de resistencia. Sin una organización que pueda hacer guardia y movilizar a la resistencia militante capaz de contrarrestar la represión estatal, no se pueden obtener éxitos a largo plazo.

Las cuatro familias viven actualmente en hoteles pagados por organizaciones sin fines de lucro para las personas sin hogar. Los funcionarios de la ciudad han reclamado crédito, a pesar de que los fondos provenían de otros lugares y se lucharon por la presión de los inquilinos y la comunidad. Seguirán necesitando apoyo en el futuro, especialmente cuando el estado ya no se sienta obligado a darles recursos una vez que las cámaras de los medios burgueses se aparten de la lucha. Los lectores de Incendiary pueden donar a su recaudador de fondos en línea aquí: https://www.gofundme.com/f/stonybrook-eviction-defense

Palm Beach County Tenants Union
Sindicato de Inquilinos del Condado de Palm Beach y partidarios