MÉXICO: Manifestantes Exigen Justicia en la Frontera Internacional de Juárez para Mujer Activista Asesinada

Este artículo es una traducción

Por Nélida Tello y David Martinez

El 25 de enero, varios colectivos feministas, ONGs (organizaciones no gubernamentales) y miembros de la comunidad de Ciudad Juárez, México y El Paso, Texas, se reunieron en el cruce fronterizo internacional de Santa Fe para protestar el asesinato no resuelto de la activista y artista de 26 años Isabel ‘Isa’ Cabanillas de la Torre.

Isabel fue asesinada el 18 de enero por la madrugada, luego de ser reportada como desaparecida el día anterior. El cuerpo de Isabel fue descubierto junto a su bicicleta en el “corredor seguro para las mujeres” en el centro de Juárez. Fue encontrada con dos heridas de bala, una en el pecho y otra en la cabeza. Las autoridades mexicanas aún no han hecho ningún detención, no han nombrado sospechosos, ni conocen la motivación del asesinato de Isabel. La Fiscalía chihuahuense y la Fiscalía Especializada de la Mujer han dictado fallos contradictorios sobre el asesinato.

Isabel Cabanillas de la Torre, 26, found murdered in Ciudad Juarez after going missing
Activista asesinada, Isabel Cabanillas de la Torre

El presidente municipal de Juárez, Armando Cabada, impuso un cierre temporal de la frontera internacional en coordinación con la protesta. En un acto de propaganda vacía, Cabada solo desplegó mujeres policías para monitorear la manifestación, una táctica similar vista el año pasado en la Ciudad de México. Algunos de los organizadores declararon que la manifestación fue pacífica, complaciendo a las autoridades al afirmar que quienes participaran en acciones violentas o en la destrucción de propiedad privada eran infiltrados.

Cientos de personas indignadas marcharon por el puente internacional y se manifestaron contra la inacción del gobierno mexicano para abordar la violencia contra las mujeres. A pesar de los llamamientos de los organizadores contra la destrucción de la propiedad, algunos manifestantes pintaron con eslóganes como “Isa Vive” en los edificios y estructuras al pasar.

Hijas-de-su-Maquiladora-Madre-giving-declaratory-statement-at-international-border--
Manifestantes se reunieron en el cruce fronterizo internacional de Santa Fe en Ciudad Juárez

Las mujeres del colectivo feminista Hijas de su Maquilera Madre, dieron discursos en los que declararon su lucha contra el “exterminio patriarcal y político de las mujeres, el poder de los hombres en el Estado femicida y su necropolítica de género.” Su análisis no logra identificar el imperialismo estadounidense como la raíz de la explotación del pueblo mexicano, sino analiza todas las partes de la sociedad de clases a través del género. Si bien aún no se conocen las motivaciones exactas detrás de la muerte de Isabel, describir su asesinato como solo un acto de misoginia oscurece las condiciones en las cuales sucedió.

El imperialismo estadounidense, en forma de “seguridad fronteriza, impone una división sorprendente entre Juárez y El Paso, que forman parte de la misma área metropolitana. Este contraste no es arbitrario, sino parte de la opresión nacional de México por el imperialismo estadounidense. La gran mayoría de las manufacturas en el área están en Juárez, donde se encuentran algunos de los salarios más bajos del país y las leyes laborales débiles hacen que las ganancias (principalmente a los EE.UU.) de las exportaciones sean más altas para los propietarios de las fábricas imperialistas.

A lo largo de la década de 1990 y principios de la década de 2000, las maquiladoras* (fábricas de propiedad imperialista) incorporaron a las mujeres mexicanas a la economía, muchas de las cuales eran de áreas rurales. Pero esta demografía ha cambiado y ahora las inmigrantes y solicitantes de asilo rechazadas en la frontera por las políticas de inmigración fascistas de la administración Trump forman una gran parte de las trabajadoras en las fábricas.

Es en esta sociedad segregada y empobrecida, aterrorizada y agobiada por el imperialismo estadounidense, donde las ideologías reaccionarias como la misoginia tienen espacio para supurar. El dominio de los Estados Unidos es de tal magnitud que incluso los medios convencionales para resistir el sexismo y la violencia contra las mujeres son cooptados por los intereses de los Estados Unidos.

Isabel era voluntaria en un proyecto feminista llamado The Observatory, patrocinado por Red Mesa de Mujeres, una ONG presente en la acción. Red Mesa de Mujeres está financiada directamente por USAID, una agencia federal que distribuye fondos en todo el mundo para ejercer influencia sobre el imperialismo estadounidense. A través de las ONG que dependen de este dinero, el imperialismo estadounidense buscará manipular las demandas de justicia para mejorar las condiciones de las mujeres e integrarlas a las estructuras imperialistas, desenfundando los aspectos progresivos y revolucionarios de los movimientos de masas.

Hijas de su Maquilera Madre dijo que responsabilizaban al estado mexicano por la seguridad de las mujeres y activistas en Juárez y México, emitiendo demandas hacia los niveles más altos de las autoridades mexicanas, “para abrir las líneas de investigación sobre el feminicidio de Isabel.” También exigieron un fin de las exportaciones de armas de EE.UU. a México y el fin de la impunidad por los asesinatos de mujeres.

La justicia para Isabel y las mujeres de clase obrera no se encontrará en los llamamientos al estado burgués comprador de México, sino en una Nueva Revolución Democrática para derrocarlo y construir una nueva sociedad. En los EE.UU., el internacionalismo exige la unidad de la clase obrera para derribar el imperialismo estadounidense desde adentro, haciendo una revolución contra el mismo estado estadounidense que mantiene a México en un estado semicolonial y trae miseria a las mujeres, al campesinado, al proletariado y a al pueblo mexicano.

*Maquiladora, es el término para las fábricas a lo largo de la frontera de México con Estados Unidos dirigidas por imperialistas extranjeros, principalmente imperialistas estadounidenses, que exportan sus productos a su propietario extranjero.

A memorial to Isabel Cabanillas de la Torre
Homenaje a Isabel Cabanillas de la Torre