AUSTIN: Boicot Electoral Comienza con Lanzar de Huevos a una Política

Un cuadro de video de la Candidata Congressional de DSA, Heidi Sloan, siendo bombardeada por revolucionarios

Este artículo es una traducción.

Lea la Editorial “Incitando el Boicot Electoral de 2020” para mas información sobre la Campaña del Boicot Electoral.

Por Phillip Grove

VIDEO: Política Heidi Sloan Siendo Golpeada con una Bomba de Pintura Roja

Heidi Sloan, la candidata de los Socialistas Democráticos de América (DSA) para la Cámara de Representantes para el distrito 25 del Congreso, fue emboscada por un pequeño grupo de revolucionarios cuando salía de una reunión de DSA en East 7th Street el domingo pasado. Lanzaron volantes anunciando el boicot electoral de este año a su alrededor antes de que unos huevos llenos de pintura roja fueran quebrados en su cabeza. Testigos informan que ella empezó a llorar inmediatamente.

En una declaración publicada en las redes sociales, Heidi afirmó que el objetivo principal de la acción era “suprimir la democracia.” La declaración paranoica de Heidi revela la verdadera razón por la cual los revolucionarios intentaron avergonzarla – ella es una promotora del proyecto imperialista de los Estados Unidos, que ataca activamente a los revolucionarios y a las masas. A principios de la semana, en una manifestación contra la guerra en Iran, ella formó parte del liderazgo de DSA que agitó contra los antifascistas mientras permitía que  los infames fascistas locales permanecieran.

El día de Sloan también se había interrumpido unas horas antes en un evento celebrado en el parque Givens para reunir apoyo para su candidatura electoral en lo que DSA promovió como un “Big Ass Canvass,” (una encuesta grande) llevando a cabo actividades de alcance de votantes en el área que esta siendo gentrificado rápidamente. Sloan ha estado haciendo campaña para Congreso durante meses, así como para el candidato presidencial respaldado por DSA, Bernie Sanders.

En las calles alrededor del parque Givens, grafiti apoyando el boicot electoral y volantes se podían ver en las paredes y en las cajas eléctricas con lemas como “No vote, luche por la revolución” y “¡Elecciones, no! ¡Revolución, sí!” En las redes sociales, los partidarios de DSA intentaron usar políticas de identidad para criticar estos lemas, ofendidos ante la idea de qué los revolucionarios promovieran un boicot electoral en un barrio dclase obrera históricamente negra.

Las estadísticas de votación muestran que solo alrededor de la mitad de la población negra votó en las elecciones de 2018, un número que no es simplemente el resultado de la “supresión de votantes” sino de una comprensión correcta de política. Para muchos en DSA, la razón por la cual la clase trabajadora y los pobres, que son explotados y oprimidos independientemente de su raza por el imperialismo estadounidense, apoyarían un boicot de este sistema es inconcebible. Y, sin embargo, menos de la mitad de las personas con ingresos inferiores a $10,000 en los Estados Unidos votan. Esto puede entenderse correctamente cómo la clase pobre y obrera rechazando la política electoral imperialista como solo otra herramienta de su opresión.

Para el DSA, el no votar es el equivalente a perder la esperanza, porque no creen en la posibilidad, y mucho menos en la inevitabilidad de la revolución y el derrocamiento del sistema imperialista al que sirven. Los revolucionarios, por otro lado, tienen fe total en las masas, que se organizarán para derrocar al imperialismo, principalmente de los Estados Unidos, y construir una nueva sociedad sobre sus cenizas. Votar por la presidencia imperialista, o cualquier otro cargo, es antitético a esta revolución inevitable, y solo lleva a las masas hacía las fauces de la clase dominante.

Antes del comienzo del evento de DSA, revolucionarios se dirigieron a la comunidad, la cual en su mayoría era de raza negra, chicanos, e inmigrantes de clase obrera que disfrutaban su domingo por la mañana en el parque, y compartieron volantes con información sobre el DSA y el boicot electoral. Un hombre en el parque dijo que apoyaba plenamente los esfuerzos deboicot, y compartió qué había pasado un tiempo en prisión en México por apoyar la política socialista. Entendía que votar en una sistema imperialista era una pérdida de tiempo.

dsabanner
Revolucionarios sostienen una bandolera con una mano etiquetada “DSA” que sostiene otra mano etiquetada “Imperialismo Estadounidense”

Cuando DSA comenzó a reunirse, un grupo de revolucionarios se acercó al evento detrás de una bandolera que mostraba una mano etiquetada como “DSA” dándole la mano otra mano etiquetada como “Imperialismo Estadounidense.” Mientras algunos asistentes tomaron volantes y escucharon las críticas contra el DSA, otros miembros del DSA inmediatamente comenzaron a gritarles a los revolucionarios. En respuesta, el grupo entono una consigna del boicot electoral, “¡Cada cuatro años, la clase dominante elige! ¡No importa quién gane, la clase trabajadora pierde!

El debate combativo, que se convirtió en gritos, reveló la discrepancia en los principios entre los dos grupos. Los miembros de DSA recurrieron a insultos y acusaciones sin fundamento, y una mujer del DSA le dijo a un grupo de mujeres revolucionarias que eran parte de un “secta” y que eran “abusadas sexualmente.” Las mujeres revolucionarias se indignaron ante esta afirmación retorcida, especialmente teniendo en cuenta la historia de abusos sexuales en DSA.

VIDEO: Miembro de DSA diciéndoles a las mujeres revolucionarias que les lavan el cerebro” y eran “abusadas sexualmente”

Es el DSA quien ha sido objeto de escrutinio por permitir la conducta y el abuso sexual dentro de sus rangos, recientemente en el capítulo de Lawrence, Kansas. En Los Ángeles, notoriamente albergaban hombres en su capítulo que acechaban activamente a sus ex novias. En ambos casos, se utilizaron burocracias organizacionales y asociaciones personales para silenciar a las víctimas y acusadoras.

Algunos de los “socialistas democráticos” recurrieron a la táctica de pretender que sus opositores políticos son policías, lo que resultó en una pelea breve. Las afirmaciones de estar involucrados con la ley, de parte de DSA, son particularmente ridículos, ya que el DSA trabaja constantemente con la policía y han elegido a organizadores sindicales policiales en su organismo nacional.

Un miembro del DSA intenta empujar a revolucionarios

Los revolucionarios criticaron al DSA por sus acciones documentadas en servicio al imperialismo estadounidense. Estos cubrían lo general, como el uso por parte de la organización del lenguaje socialista para el beneficio electoral, hasta lo específico, cómo cuando el DSA se había unido con el fascista Christopher Ritchie en contra de los antifascistas que intentaban expulsarlo en su reciente evento contra la guerra en Irak. Sloan y políticos como Greg Casar hablaron en ese evento mientras los Nómadas de Texas (Texas Nomads), Colin Whites y Christopher Ritchie esperaban, elogiando a DSA en su transmisión en vivo por protegerlos y apoyar sus ataques políticos contra los antifascistas.

El capítulo de DSA en Austin se ha ganado la reputación de ser uno de los más atrasados ​​políticamente desde que nominaron al organizador sindical policial, Danny Fetonte, para su liderazgo nacional. El capítulo de Austin también ha confiado en la policía para protegerlos de las críticas de principios, como cuando Sloan y otros intentaron organizar una “Escuela Socialista Nocturna” en el lado este de la ciudad “honrando” los disturbios de Stonewall de 1969. Las mujeres y los revolucionarios de la comunidad LGBT tomaron control del evento, denunciando el falso “socialismo” del DSA y abogando por la rebelión contra el sistema actual ejemplificado por el ejemplo histórico de Stonewall.

El evento que siguió la campaña de alance tomo lugar en Kinda Tropical, un café exclusivo que ilustra la orientación de clase del DSA. El café atiende a los gentrificadores ricos que han invadido el lado este anteriormente segregado en las últimas dos décadas, beneficiándose del desplazamiento racista y capitalista de la clase obrera, en su mayoría de raza negra y chicana. En la cerca detrás de la barra, se puede leer grafiti que dice, “Usted compró el vecindario.”

heidimegaphone
Heidi Sloan habla retórica vacía a los miembros de DSA sobre sus ‘números.’

En el evento de alcance anterior, Sloan y otros candidatos para el liderazgo en el DSA de Austin (bajo el título “Grow”) daban discursos, donde enfatizaban la importancia de los “números.” En un momento durante la confrontación con los revolucionarios, los líderes del DSA gritaban la consigna “Somos muchos! ¡Ellos son pocos!DSA solo pudo hacer declaraciones vacías de sus números en asistencia, pero se negó a participar en los argumentos políticos a favor de la revolución, porque amenaza toda la base de su oportunismo, el proceso electoral imperialista.

El DSA regularmente promociona su admiración por la democracia, pero la campaña de alcance de Sloan y la de otros candidatos del DSA muestran que el camino de la política electoral no está en discusión. Los candidatos como Sloan establecen la agenda, y se espera que los miembros hagan el trabajo duro para apoyar las carreras políticas de estos llamados “líderes.”

Lo que el DSA y los candidatos como Sloan admiran no es la democracia de la clase obrera, que solo se puede ganar a través de la violencia revolucionaria, sino la llamada democracia de la clase propietaria, que simultáneamente evita la revolución y se pone a disposición de aquellos quienes llevan a cabo la explotación.

La determinaciónde Sloan y Bernie Sanders puede ser tenaz, pero su compromiso está ligado al gigante moribundo del imperialismo estadounidense. Se han encadenado a un barco que se hunde y están tratando de hundir a las masas con ellos. Los revolucionarios, por otro lado, se dedican a defender el boicot electoral, una campaña que no defiende a otro “salvador” para resolver los problemas de la sociedad, sino que confía en la clase trabajadora y en la gente, los verdaderos creadores de la historia. El boicot electoral llama a quienes rechazan la participación con el gobierno de los Estados Unidos a convertir su abstención en una rebelión activa, atacar a los enemigos de clase y hacer revolución.

La acción contra Sloan fue tanto el inicio de la campaña de boicot electoral de 2020 como una respuesta justificada a la aceptación y protección de los fascistas locales por parte del DSA de Austin. De manera audaz, proclama que quienes colaboran con el fascismo y el imperialismo no están seguros operando en los barrios de la clase obrera que albergan el trabajo revolucionario entre la gente.

dontvotegrafitti
Volantes del Boicot Electoral y Grafiti a lo largo de 12th St.