IRLANDA: Lanzan una Granada al Coche de Policía de Belfast

Foto: Un oficial de policía de Belfast se encuentra al lado de un vehículo blindado

Este artículo es una traducción.

Por Miguel Talavera

A principios de diciembre, un automóvil de la policía en una patrulla nocturna de rutina en el oeste de Belfast fue golpeado por un objeto explosivo en lo que las autoridades han denominado “un intento de matar o herir a los agentes de policía.” El ataque es el último de una serie de acciones armadas contra los objetivos británicos en Irlanda del Norte.

Aunque no se mató a la policía, la acción provocó una respuesta radical por parte del estado, que realizó búsquedas en el área hasta la mañana siguiente. Todo lo que se encontró fueron los restos de una granada, que fue quitada para pruebas forenses.

Este año ha sido testigo de un resurgimiento en la lucha de liberación nacional irlandesa. En enero, una camioneta de reparto secuestrada fue detonada frente a un tribunal en Irlanda del Norte para conmemorar los 100 años de violencia anti-imperialista contra las fuerzas de ocupación del Reino Unido. En agosto, se lanzaron cócteles molotov y otros proyectiles contra las antiguas murallas de la ciudad de Derry, en Irlanda del Norte, en un homenaje a la lucha armada prolongada conocida como los Problemas, específicamente la Batalla de Bogside.

La última versión del acuerdo Brexit, que separaría al Reino Unido de la Unión Europea, propone fronteras más fuertes entre Irlanda y el Reino Unido. El año pasado, el exsecretario de Estado de los EE. UU, John Kerry, y otros funcionarios advirtieron que tal medida podría resultar en un retorno a la guerra abierta en Irlanda del Norte.