CALIFORNIA: El Congresista se Declara Culpable de Robar Fondos de Campaña

Foto: Duncan Hunter, miembro de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos en California, se declara culpable de usar mal un cuarto de millón de dólares en fondos de campaña la semana pasada

Este articulo es una traducción.

Por Miriam Cordova

La semana pasada Duncan Hunter, representante republicano de Estados Unidos por el Distrito 50 de California (incluyendo porciones centrales y noreste del condado de San Diego), se declaró culpable de un cargo federal de conspiración para hacer mal uso de los fondos de la campaña.

Este cargo fue solo uno de los 60 presentados contra él después de que robó $250,000 de su propia campaña de reelección. Desde que presentó la declaración, no ha mostrado signos de renunciar voluntariamente a su asiento en la Cámara de Representantes. Su súplica podría llevar un máximo de cinco años en prisión, pero se espera que solo cumpla poco más de un año; debe ser sentenciado en marzo de 2020.

Hunter y su esposa Margaret gastaron el dinero en compras frívolas como videojuegos, pasajes aéreos para su conejo mascota, la fiesta de cumpleaños extravagante de su hija, y numerosas vacaciones, incluyendo una a Italia que costó $14,000. Inicialmente intentó culpar al robo de su esposa e incluso a su hijo, pero más tarde citó a sus hijos como las “tres razones” por las que evitó el juicio y tomó una declaración de culpabilidad.

Hunter3
Duncan (derecha) y Margaret Hunter (centro) con el ex Presidente de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos John Boehner (izquierda)

Los informes financieros de la campaña también revelan que Hunter utilizó los fondos de la campaña para disfrutar de viajes privados con cinco mujeres diferentes que no eran su esposa, incluida una que, según los informes, trabajaba en su oficina. En junio, su esposa se declaró culpable del cargo de conspiración y aceptó testificar en su contra.

Antes de la declaración de culpabilidad de su esposa, Hunter caracterizó la investigación como una “cacería de brujas” y “noticias falsas,” jugando en la histeria propugnada por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Hunter fue uno de los primeros en el Congreso en apoyar a Trump cuando anunció su campaña para presidente.

La Comisión Electoral Federal comenzó a analizar las finanzas de la campaña de Hunter a principios de 2016. El informe de la fuente de financiación de su comité de campaña de 2019 muestra que la mayoría de las donaciones a su campaña fueron pequeñas contribuciones de menos de $200, y principalmente de jubilados.

Hunter fue elegido para su actual escaño en el Congreso, uno que su padre ocupó anteriormente, en 2008. Su campaña dependió en gran medida de su tiempo con el Cuerpo de Marines en las guerras imperialistas en Irak y Afganistán. En mayo de este año, defendió al criminal de guerra Edward Gallagher alegando que él también “mató probablemente a cientos de civiles” y posó para tomar fotografías con los cuerpos de los que mató.

Hunter, como un soldado literal y servidor político del imperialismo estadounidense, hace su carrera en la gestión de la explotación de otros. Como todos los políticos burgueses, mentir y robar para beneficio personal es una práctica común. Políticos como Hunter venden a las masas con falsas promesas de cambio y prosperidad, mientras usan su dinero de impuestos y donaciones como una alcancía personal.

Todos los políticos de Estados Unidos son corruptos de una forma u otra, ya sea por malversación de fondos para beneficio personal o por promover la voluntad de la clase dominante sobre las necesidades de los pobres y los oprimidos. El estado enmarca la convicción de Hunter como una excepción para mantener la apariencia de legitimidad, cuando en realidad es la regla del imperialismo estadounidense.