AUSTIN: Botó el Cargo del Antifascista por Asalto Agravado con Arma Mortal

Foto: Colin Whites después de la escaramuza el 1 de mayo de 2019

Este articulo es una traducción.

Por Ed Dalton

El 1 de mayo, en la marcha anual no permitida del Día Internacional de los Trabajadores, el conocido fascista Colin Whites fue asaltado con lo que el Departamento de Policía de Austin informó que era un palo de madera pesado. Sangrando profusamente de la cabeza, Whites fue llevado de urgencia a la sala de emergencias y uno de los manifestantes antifascistas rojos fue arrestado y acusado de asalto agravado con un arma mortal. El miércoles, la carga fue retirada.

Mientras que el APD arrestó a tres manifestantes del Primero de Mayo al azar, solo acusaron a un compañero de asalto agravado, un delito grave de segundo grado.Una campaña para apoyar a los camaradas arrestados se inició inmediatamente después del arresto; los acontecimientos de recaudación de fondos ocurrieron que ayudó a concientizar el caso.

La acusada en cuestión estaba preparada para llevar su caso ante un jurado, lo que habría expuesto la vil ideología fascista y la actividad del testigo denunciante. En lugar de seguir adelante con los procedimientos, el Estado decidió botar el caso. Los testigos clave, todos fascistas y policías, no pueden ser considerados creíbles.

wites-car-e1558727420294.png
 El carro de Colin Whites fue andalizado y cubierto con propaganda antifascista

La ciudad de Austin ha acusado a activistas en más de seis ocasiones diferentes de agredir a fascistas o la policía con armas mortales, ninguno de estos cargos hasta la fecha ha resultado en condenas.

“Hay dos aspectos de estos arrestos,” dijo un activista local, “es intimidar a otros para que no tomen medidas combativas, y también está el otro aspecto que es dar pretexto a la criminalización del movimiento antifascista”.

Incluso cuando estos cargos no se mantienen, su existencia se menciona en otras audiencias para criminalizar a los activistas. La policía despliega una estrategia de guerra de baja intensidad contra los movimientos revolucionarios locales. Esto se lleva a cabo a través de la colaboración simultánea entre elementos liberales / reformistas en el movimiento activista y la policía, el despliegue de infiltrados y soplones, así como la imposición de cargos falsos contra cualquier persona que puedan agarrar del movimiento revolucionario, que utilizan para alimentar a los medios burgueses y plantear en casos judiciales no relacionados.

A veces, el estado abandona su campaña de baja intensidad a favor de asalto directo e intento de asesinato. En cualquier caso, los revolucionarios han aprendido a navegar cargos falsos y luchar batallas legales como parte de la lucha de clases del día a día.

En cualquier caso, los revolucionarios han aprendido a navegar cargos falsos y luchar batallas legales como parte de la lucha de clases del día a día. En el caso de UT, el estado no pudo imponer cargos de graffiti contra tres antifascistas arrestados arbitrariamente después de que los estudiantes cubrieron símbolos de supremacía blanca en el campus. El imperialismo estadounidense y la ciudad de Austin, como los propios fascistas, solo parecen feroces e invencibles; sus campañas viciosas se encontrarán con la ruina, tanto a corto como a largo plazo.

Los revolucionarios han insistido durante mucho tiempo en que cada vez que uno de ellos es arrestado tres más se levantan, y que siempre es correcto rebelarse y resistir los mejores esfuerzos del enemigo para arrestarlos y condenarlos. Los principios revolucionarios de la no cooperación con el Estado y de luchar contra todos los cargos han dado lugar a una serie de victorias legales.