TAMPA: Profesor de HCC Sentenciado por Pornografía Infantil y Filmación Secreta de Estudiantes

Foto: Mugshot de Howard Joseph Vorder Bruegge III

Este artículo es una traducción.

Por Alon Sulaimani

El 22 de noviembre, Howard Joseph Vorder Bruegge III, ex profesor de Hillsborough Community College (HCC), fue sentenciado a once y medio años en una prisión federal con una supervisión de 20 años después de ser liberado por la posesión y distribución de pornografía infantil y videos de sus estudiantes varones en el baño.

Bruegge, de 36 años y en ese momento profesor en HCC, fue arrestado en su casa el 23 de octubre de 2018 por las Investigaciones de Seguridad Nacional e Inmigración y el Control de Aduanas (ICE) de los Estados Unidos que descubrió que estaba enviando pornografía infantil a Ottawa, Canadá.

Después de registrar su casa, los agentes encontraron más de 200 fotos y 47 videos de pornografía infantil. En la corte, Bruegge también admitió haber usado una mirilla para tomar grabaciones de video de sus estudiantes usando los baños, que distribuyó a través de Internet.

Esta no es la primera vez que un profesor de HCC ha sido sorprendido abusando estudiantes y niños. En 2018, el pastor y maestro David Paul Carson, de 63 años, fue arrestado por violar a una niña de 14 años en Tampa. Desde el arresto, HCC no ha hecho ninguna declaración oficial con respecto a Bruegge, buscando distanciar a la universidad de sus acciones depredadoras en lugar de reconocer el peligro al que expone a sus estudiantes.

Bruegge renunció a HCC después de su arresto inicial en octubre de 2018. En marzo de este año, se declaró culpable de la posesión y distribución de pornografía infantil, pero recibió una sentencia mucho más ligera que el máximo de 40 años.

La sentencia ligera fue dada por la falta de evidencia que mostraba que él estaba directamente involucrado en abuso físico de niños, y porque la defensa presentó a Bruegge como una víctima de abuso de drogas y depresión. El psicólogo contratado por la defensa, Peter Bursten, afirmó que sus acciones estaban inspiradas solo en la fantasía y que su riesgo de reincidencia era bajo. Además, citaron una carta de “disculpa” escrita a su familia, y testimonios de amigos, en un esfuerzo por reformular su imagen.

Los tribunales burgueses no pueden proporcionar justicia ni alivio de las depredaciones de hombres como Bruegge. En casos como este, los tribunales se describen como defensores de la justicia, pero es la justicia burguesa utilizada para aterrorizar, encarcelar y oprimir a los proletariados y a las naciones oprimidas de los Estados Unidos. Del mismo modo, ICE allanó la casa de Bruegge para supuestamente proteger a los niños, pero al mismo tiempo los detiene y los mantiene en jaulas separadas de sus familias en todo Estados Unidos.

Campañas revolucionarias como las recientes contra el profesor de la Universidad de Texas Sahotra Sarkar demuestran un nuevo tipo de justicia, una justicia proletaria, organizando la indignación justa entre las personas contra el abuso sexual y transformándola en acción, tanto contra los abusadores como contra la sociedad capitalista que les permite.