FLORIDA: Jurado Recomienda la Pena de Muerte por el Asesinato de Dos Oficiales de Policía de Kissimmee

Foto: Everett Miller en la corte mientras que el jurado recomienda la pena de muerte por el asesinato de dos policías en 2017

Este artículo es una traducción.

Por Ben Robinson

El 13 de noviembre, un jurado del condado de Osceola recomendó la pena de muerte para Everette Glenn Miller, culpable de asesinato en primer grado el 11 de septiembre por matar a dos oficiales de policía de Kissimmee en agosto de 2017.

La noche de los asesinatos, Miller se acercó al oficial Matthew Baxter mientras que acosaba a tres personas y le preguntó por qué estaba “metiéndose con [su] gente.” Cuando Baxter le llamó a su oficial superior, el Sargento Richard Howard, Miller le dijo a la policía que temía por su vida y que portaba una arma oculta. Inmediatamente después de que la policía les ordeno a los tres observadores que se retiraran Miller le disparo a Baxter y Howard.

Miller fue un marine que sirvió en Irak, y después como un contratista de defensa independiente en Afganistán. Durante su tiempo como contratista, realizó ataques con aviones no tripulados, en numerosas ocasiones matando a transeúntes, lo cual le causo sentir remordimiento y arrepentimiento. La salud mental de Miller deterioró en los meses previos a los asesinatos y se quedó sin hogar y sin trabajo, pasando tiempo dentro y afuera de cuidado mental. Su abogado defensor, Roseanne Eckert, alegó que Miller tenía PTSD y como resultado no era él mismo cuando atacó a los policías, diciendo que “no cabe duda que Glenn Miller estaba fuera de su mente ese verano.”

everetthomevideo
Everett Miller bailando con su familia en una fiesta

Argumentando en contra de la pena de muerte, la defensa reprodujo videos de Miller en tiempos más felices, bailando con su familia en una celebración donde portaba su uniforme de marine. Su hermana fue obligada a subir al estrado cuando el estado la llamo como testigo, aun así se negó de manera desafiante a testificar en contra de su hermano, diciendo que “ni siquiera sabía por qué estaba [allí].” Desafiando al estado y a la policía local les dijo, “Ya me han acosado lo suficiente. Viniendo a mi hogar y acosándome a mí y a mi familia con pistolas y cosas, así que ¿qué quieres que me levante y diga?

everettsister
La hermana de Miller da un testimonio desafiante, reusándose a testificar en contra de su hermano

Los fiscales ignoraron cualquier argumento sobre la salud mental de Miller, y argumentaron que Miller fue motivado por odio hacía la policía y por creencias antigubernamentales, quería “hacer una declaración.” Citando su pagina de Facebook en la cual compartió imagines y artículos denunciando a los Estados Unidos (EEUU), al KKK, y a la policía por los asesinatos de personas negras desarmadas. La página, bajo el nombre de Malik Mohammad Ali, refleja una mezcla ecléctica de creencias, mostrando videos de Fred Hampton de los Black Panthers y publicaciones que comparan los deportes modernos con la esclavitud.

La organización liberal sin fines de lucro(ONGs), Southern Poverty Law, la cual supervisa lo que llama ‘grupos de odio’ en los EEUU, caracteriza a Miller como un “ciudadano soberano moro” y un “extremista opuesto al gobierno.” Mientras que ONGs liberales agruparán las acciones de Miller con los mismos reaccionarios a los que se opuso, el propio estado busca hacer una declaración: que los puntos de vista anti-policiales y antiimperialistas son irracionales y aborrecibles, y que el único fin para quienes los defienden es una muerte solitaria.

Miller, derrotado con culpa e ira por la violencia del estado contra las masas y su participación en sus guerras imperialistas, atacó a sus encargados. Él vio a la policía por lo que son: enemigos de la gente. Alienado de las masas, Miller recurrió a acciones de lobo-solitario para defender a personas del acoso y de la violencia policial. Finalmente, su ejemplo es negativo, la conclusión inevitable de la ideología apartada de la lucha de clases. Son las masas organizadas las que hacen la historia, y son las únicas que aplastarán el imperialismo estadounidense y finalmente acabarán con la sociedad de clases y la opresión.