Austin: Inquilinos Protestan Contra el Desplazamiento en la Casa de un Miembro del Consejo

Foto: Manifestantes afuera de la casa de Pio Renteria el miércoles por la noche, la pancarta dice: “Desarrolladores, el Consejo, la Policía: Enemigos del Pueblo”

Este artículo es una traducción.

Por David Martínez

 El 18 de septiembre, inquilinos, estudiantes, y trabajadores juntaron con la organización revolucionaria, Defiende el Barrio – Defend Our Hoodz (DOH), en una acción afuera de la casa de Sabino “Pio” Renteria, un miembro del Consejo de Austin – Distrito 3, para protestar su apoyo de un proyecto de lujo masivo que los desarrolladores están tratando de construir en el último barrio de clase obrera en el centro de Austin.

Renteria llegó a casa en su bicicleta ante una multitud de inquilinos y activistas que agitaban y cantaban afuera de su casa en el barrio de East Austin al lado de Martin Middle School. Fue tomado completamente por sorpresa y estaba visiblemente nervioso al ver a los manifestantes, tropezando mientras intentaba pasar su bicicleta por la puerta trasera.

pioangry
Pio Renteria gritando a los manifestantes cuando llegó a casa

Cuando los manifestantes se acercaron a él, Rentería levantó los pulgares y sonrió a los activistas, diciéndoles: “Va a suceder,” en referencia a la aprobación del proyecto. El consejo tomará el voto final sobre las aplicaciones de rezonificación para el proyecto en la reunión del consejo de hoy. Si se construye, el proyecto demolerá 1,400 unidades de vivienda de bajo alquiler y desplazará a miles de trabajadores y estudiantes.

Renteria lanzó acusaciones de que los manifestantes eran “racistas” y exigió que DOH sacara a sus “amigos blancos de aquí”. Los manifestantes chicanos presentes se rieron de Renteria, diciéndole que no los representaba, y se burlaron de su membresía pasada como Brown Beret, que utiliza de manera oportunista para reclamar una credibilidad radical.

Los activistas cantaron: “Renteria, eres una farsa, ¡nos defendemos cuando robas nuestra tierra!” Y “Pio, Pio, Pinche Vendido.” Sostenían pancartas que decían: “¡Trabajadores de Riverside, uníos! ¡Combatir y resistir la gentrificación” y “Desarrolladores, Consejo, Policías: ¡Enemigos del pueblo!”

Durante la protesta, Renteria y su esposa Lori, que se refiere a sí misma como la “Primera Dama del Distrito 3”, se encogieron en su casa, mirando ocasionalmente por las ventanas. Lori había llamado inmediatamente a la policía al ver llegar a los manifestantes, dándole a la multitud su dedo del medio desde su balcón.

lori_flickingoff
La esposa de Renteria, Lori, dándole el dedo del medio a los miembros de la comunidad

Mientras la acción continuaba, varios coches de policía se reunieron en una esquina cercana observando, incapaces de tomar medidas enérgicas contra la protesta en la acera sin un pretexto. La policía trató en vano de obtener información de los activistas, preguntándoles quién era su “líder”, pero no obtuvo respuesta.

Los manifestantes repartiendo volantes hablaron con los residentes de muchos años que expresaron su apoyo con los manifestantes. Un miembro de la comunidad dijo, en referencia a la historia de Renteria, “Él siempre ha hecho eso. Vendió este barrio.”

Los Renterías trataron de ignorar la ira de la gente de afuera, incluso encendieron su televisor en un momento de la manifestación. Sin embargo, la protesta se mantuvo militante y firme. Los manifestantes notaron que Renteria apagó todas sus luces en respuesta a los oradores que dijeron: “Podemos verte allí.”

“¿Por qué debería estar cómodo en su casa, cuando la gente va a ser desplazada porque tomó algo de dinero en efectivo?” preguntó un activista en la transmisión en vivo de Facebook publicada en la página de Defiende el Barrio – Defend Our Hoodz.

Aproximadamente una hora después de que llegó a casa, Renteria salió de su casa apresuradamente y fue a su camioneta mientras la multitud lo rodeaba y le gritaba. Los policías se apresuraron de inmediato para protegerlo, empujando a los manifestantes a la acera. Renteria fue visto dando el dedo del medio a los manifestantes mientras se alejaba rápidamente.

La lucha contra el “Domain en Riverside” ha visto nuevos niveles de militancia en Austin. La organización tradicional dirigida por ONGs en la ciudad generalmente evita ir directamente a las casas de los políticos, pero Defiende el Barrio – Defend Our Hoodz se ha negado a operar según las reglas burguesas del proceso de la ciudad, y ha demostrado que los enemigos de clase pueden enfrentarse fuera de sus zonas de confort.

Se han enfrentado a una fuerte represión por su resistencia, tomando veinte arrestos en reuniones en la ciudad donde activistas interrumpieron los procedimientos con discursos y pancartas, acusados ​​del delito de “interrumpir una reunión pública”. Además, los activistas han sido arrestados en manifestaciones y piquetes en East Riverside, incluso en un piquete de un Distrito de las Artes, donde un propietario adinerado agredió a los manifestantes, pero afirmó que era la víctima.

Defiende el Barrio – Defend our Hoodz ha convocado un mitin hoy a las 6:30 PM en el ayuntamiento de Austin a medida que finaliza el proceso de aprobación de la ciudad. No importa de qué manera vote el consejo, se han comprometido a continuar defendiendo East Riverside y otros vecindarios de clase trabajadora, independientemente de si hoy marca el final del proceso de compromiso falso de la ciudad.