Houston: ICE Detiene a un Activista que los Invitó al Ayuntamiento

Foto: Conferencia de prensa después de la detención del activista Ronald Gramajo por parte de ICE

Este artículo es una traducción.

Por Elena Guerrero

El 5 de septiembre, el inmigrante y activista guatemalteco Ronald Gramajo fue detenido por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en su camino al trabajo, tres semanas después de haber invitado a los agentes de ICE a un ayuntamiento organizado por el candidato del consejo municipal Nelvin Adriatico. La reunión tenía la intención de calmar los temores de la comunidad inmigrante sobre las incursiones prometidas por la administración Trump este verano, pero el resultado solo ha confirmado la naturaleza fascista de la agencia.

Adriatico, un corredor de bienes raíces, le había contactado a Gramajo en ICE para comunicarse antes de la reunión, y Gramajo hizo la invitación a pesar de las protestas de su familia. ICE se negó oficialmente, pero numerosos asistentes al ayuntamiento informaron haber visto hombres blancos sospechosos tomando videos y fotografías de la multitud. ICE afirma que la detención de Gramajo semanas después fue provocada por una denuncia anónima.

Como jefe del Centro de Organización de Guatemala, Gramajo ayudó a organizar el Desfile de Fiestas Patrias en el centro de la ciudad, reunió bicicletas y juguetes para donar a los niños, organizó actividades de divulgación sobre salud mental y utilizó su negocio para ayudar a los inmigrantes que no podían hablar inglés, ayudándolos a traducir documentos y obtención de préstamos.

Gramajo incluso recibió elogios del alcalde de Houston Sylvester Turner como un “modelo a seguir extremadamente positivo” y “un líder verdadero con un impulso excepcional para mejorar la calidad de vida en Houston.”

gramajo and mayor
Foto de Gramajo (con su premio) junto con el alcalde Turner (a la mano izquierda de Gramajo)

Representante de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Sylvia García, así como representantes de la organización local sin fines de lucro Para las Familias y su Educación (FIEL) también asistieron al ayuntamiento. Si bien estos funcionarios gubernamentales y sin fines de lucro ahora protestan por la inminente deportación de Gramajo, ninguno expresó preocupación cuando se propuso originalmente la idea de invitar a agentes de ICE.

La buena voluntad de Gramajo para su comunidad fue explotada por funcionarios gubernamentales y activistas sin fines de lucro ansiosos por usar su organización de base para legitimarse a sí mismos y a la autoridad de ICE. Estos vendidos se quejan de los excesos de ICE incluso cuando los tratan como amigos, invitándolos a un panel de discusión. Al trabajar con estos tipos, Gramajo no solo comprometió su propia seguridad, sino que expuso a toda su comunidad a un nivel de vigilancia aún mayor de lo que ya enfrentan.

Según todos los informes, Gramajo fue un hombre honesto que trabajó duro para hacer lo que consideró correcto para servir a su comunidad, pero su fe en la clase burguesa lo desvió. Incluso si ICE hubiera enviado agentes al ayuntamiento, solo habría servido para legitimar su campaña fascista contra el pueblo. Finalmente, ningún empresario sin fines de lucro, bien intencionado, o representante burgués puede proteger o liberar a las naciones oprimidos, incluyendo los inmigrantes. Solo el liderazgo proletario puede oponerse significativamente a esta amenaza