Comienzan Redadas de ICE después de la Aprobación de un Proyecto de Ley Fronterizo

Foto: Presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, camina al Congreso el 27 de junio, el día en que la Cámara de Representantes aprueba un proyecto de ley fronteriza de $4.6 billones.

Por Cajeme Iniciador 

El presidente Donald Trump ha ordenado al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) que comience a acorralar a aproximadamente 2,000 inmigrantes indocumentados en diez ciudades importantes en los Estados Unidos. Los inmigrantes seleccionados son principalmente aquellos que se perdieron una audiencia en la corte como parte de su procesamiento.

Las redadas, que originalmente habían sido programados para ocurrir hace tres semanas, fueron pospuestas por Trump como táctica de negociación para que los demócratas, encabezados por la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, pudieran salvar las apariencias antes de firmar un proyecto de ley de inmigración de 4.6 billones de dólares el 27 de junio. El proyecto reducirá la ayuda a los niños y niñas emigrantes que sufren en condiciones inhumanos en la frontera, y asegurará más fondos para las mismas agencias reaccionarias que, como el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), que maltratan, deportan, opriman y aterrizan a las masas de inmigrantes indocumentadas. Los demócratas salvaguardaron su reputación con el aplazamiento y algunas otras concesiones menores, pero al final se unieron para dar luz verde para aumentar la capacidad de las agencias gubernamentales anti-inmigrantes.

La parte del proyecto de ley dedicada a la ayuda humanitaria sirve para hacer que la meta más grande del proyecto de ley sea más agradable: dar más armas y recursos a aquellos que acosan, arrestan, aterrorizan, deportan y matan a las masas inmigrantes indocumentadas. Casi un tercio de los fondos aprobados se destinará al Departamento de Seguridad Nacional, que supervisa tanto al ICE como a la patrulla fronteriza.

El proyecto de ley es sólo una de las reformas en la larga serie de lucha de las masas inmigrantes indocumentadas. Como los otros, no cambia fundamentalmente en las condiciones que los trajeron a este país. De hecho, la opresión y aterrorización de las naciones latinoamericanas, de donde provienen muchos inmigrantes, se intensificará después de que Trump firme este proyecto de ley.

“Con el fin de llevar los recursos a los niños más rápidamente, aprobaremos con mala gana el proyecto de ley del Senado”, dijo Pelosi en una carta, girando la colaboración de su partido según sea necesario. “Al aprobar el proyecto de ley del Senado, lo haremos con un grito de guerra sobre cómo avanzar para proteger a los niños de una manera que verdaderamente honre su dignidad y valor.”

Es una mentira difundida por Pelosi y su campo que los demócratas son pro-inmigrantes y los republicanos son anti-inmigrantes. Cuando se examinan más cerca, los dos partidos sirven la burguesía imperialista y tienen posturas similares sobre la inmigración. Los demócratas quieren una versión más suave de lo que los republicanos quieren – gran militarización de la frontera, que incluye la construcción del muro prometido de Trump, y más fondos para el Departamento de Seguridad Nacional (incluyendo ICE).

Como fue evidente con la declaración de Pelosi, los demócratas dirán que se preocupan por los niños inmigrantes mientras escriben un cheque para un proyecto de ley destinado criminalizar, perseguir y apuntar familias inmigrantes, especialmente las masas de inmigrantes de naciones oprimidas de América Latina. Los demócratas sólo piden que estos proyectos de ley que alimentan al imperialismo estadounidense estén recubiertos de azúcar para que sean más fáciles de tragar por su base de apoyo.

merlin_157005099_70c2cb85-f7f7-4fb5-961e-cb2d0dabc039-jumbo
Centro de detención para niños inmigrantes en Clint, Texas

A pesar de los demócratas vendidos, algunas organizaciones progresistas y revolucionarias se han organizado en protesta por las redadas del ICE que se iniciaron hoy.

En San Francisco, Los Ángeles, Chicago, Nueva York, Phoenix, Aurora y otras ciudades, las organizaciones han establecido talleres y otros programas e iniciativas para ayudar a los inmigrantes indocumentados. Organizaciones en Los Ángeles, Chicago y Rochester han establecido “redes de respuesta rápida” y clases de “Conozca sus derechos”. Estas medidas tampoco cambiarán de manera fundamental las condiciones opresivas que enfrentan las masas de inmigrantes indocumentados, pero reflejan el potencial de una amplia resistencia a la amenaza que representa el ICE.

Además, algunas personas han organizado marchas y protestas frente a los centros de detención del ICE, bloqueando el tráfico y sufriendo arrestos, como en Phoenix el 12 de julio.

No hay signos de que Trump o los partidos imperialistas vayan a frenar su ataque contra las masas populares inmigrantes indocumentadas. La dicotomía engañosa entre los “pro-inmigrantes” democratas y los “anti-inmigrantes” republicanos pretende dar a las masas inmigrantes indocumentadas y a sus partidarios falsas esperanzas de que tienen aliados en el gobierno, cuando en realidad los demócratas y los republicanos son dos caras de la misma moneda.

En última instancia, la crisis de la inmigración es una crisis imperialista que no puede resolverse con reformas legislativas. Es tarea de las organizaciones revolucionarias y populares dirigidas por comunistas y revolucionarios organizar a las masas inmigrantes de los países oprimidos de América Latina en torno a una línea política revolucionaria anti-imperialista y como parte del movimiento revolucionario más amplio del país.

El pueblo necesita su propio ejército y organizaciones con capaz de combatir y resistir el terror y la opresión del imperialismo, especialmente por parte del ICE y la patrulla fronteriza. Aunque no se trata de una posibilidad inmediata, no obstante, hay que tenerla siempre presente, y los comunistas deben crear hoy los embriones de estas organizaciones.