KANSAS CITY: Trabajadores lanzan nueva organización revolucionaria

Originalmente publicado el 30 de marzo, 2019.

Por Robert Fox

El último domingo, el Movimiento Revolucionario de Trabajadores (MRT) celebró su primera reunión pública, y declaró su intención de organizar los trabajadores de Kansas City para luchar contra los patrones explotadores y conquistar poder para la clase obrera.

Trabajadores de muchos distintos profesiones y sectores laborales, de operarios automotrices a plomeros y soldadores, asistieron y se mostraron entusiasmados con la nueva organización. Los asistentes compartieron sus experiencias desde capataces que se sentaban en camiones con aire acondicionado mientras les gritaron órdenes a los trabajadores que sudaban bajo el sol del verano hasta gerentes que acosaban sexualmente a las trabajadoras sin ninguna repercusión y jefes que amenazaban con cerrar el taller si los obreros se atrevían a sindicalizarse.

A diferencia de los sindicatos existentes o de los grupos de “izquierda” activistas, el MRT está comprometido con la lucha de clases y brega por la conquista del poder por el proletariado para establecer un estado socialista. La presentación del MRT resumió su actitud con las consignas revolucionarias de: “¡La rebelión se justifica! ¿Qué tenemos? ¡Nada! ¿Qué queremos? ¡Todo!

El MRT presentó tres objetivos inmediatos: acabar con el robo de sueldos, la intensificación del trabajo y los despidos laborales. Cada año los patrones roban más dinero de los trabajadores que todos los hurtos mayores, asaltos, sustracciones y robos de auto en total. A través de la intensificación del trabajo, la escasez de personal, las aceleraciones de tareas y la maquinaria, los patrones intentan obtener aún más ganancias de los trabajadores sin aumentar su paga.

El MRT está opuesto a todos los despidos, pero particularmente se opone a los despidos de trabajadores provocados por sus opiniones políticos o por motivos racistas o sexistas. Para convertirse estas metas en realidad, el MRT está formando Brigadas Obreras, las cuales organizarán a los trabajadores para que sea imposible que las empresas llevarán a cabo negocios como de costumbre.

El MRT tiene muchos trabajadores sindicalizados entre sus filas, pero no obstante, se opone a los dirigentes sindicales cuyos deberes incluir negociar la paz entre los explotadores y los explotados. En lugar de servir a la burguesía y traicionar a los trabajadores, MRT aspira a atemorizar a los jefes con una militancia sin compromisos.

“Jamás nos pondremos del lado de los patrones”, dijo un organizador. “Somos una organización combatiente de la clase obrera, porque ya estamos en un estado de guerra con la burguesía. No queremos paz, queremos poder para el proletariado. Los sindicatos y ONGs (organizaciones no gobernamentales) quieren mantener la paz y la calma, pero nosotros queremos impulsar los trabajadores a resistirse.”

Los organizadores que se inspiraban por los movimientos obreros militantes de naciones oprimidas como Brasil, Perú y las Filipinas, recalcaron la gran importancia de antiimperialismo, internacionalismo y la lucha contra opiniones antiinmigrantes en el lugar de trabajo.

Tanto si vengan de México, China o los EEUU, todos los trabajadores del mundo comparten el mismo enemigo: los patrones que les pagan menos que sus trabajos valen y que los ponen en oposición entre sí.

MRT también fue inspirado por la historia de la clase obrera en los Estados Unidos, la cual ganó exigencias como la jornada de ocho horas o el sueldo mínimo no por medio de transigir sino por el sacrificio y la lucha.

“Tenemos la obligación de llevar la antorcha de los mártires que lucharon por lo que disfrutamos”, dijo un organizador.

Después de la presentación había una discusión animada. Los trabajadores discutieron los problemas que los enfrentan en el trabajo, incluso el acoso, la paga desigual para las mujeres, la falta de permiso por maternidad o paternidad y los jefes que toman vacaciones cuando lo desean, mientras que los trabajadores no puedan tomar descansos, y plantearon tácticas que podrían utilizar para luchar contra esos bandidos.

Los organizadores discutieron sus planes para los próximos tres meses, que incluye reuniones, grupos de estudio y captación. MRT planea unirse a la demostración revolucionaria del 1 de mayo, así como organizar eventos culturales para volver a incorporar la lucha de clases en el Primero de Mayo. MRT también ha establecido una línea directa al (816) 995-7965 para que los trabajadores informen de los problemas en el trabajo.,