HISTORIA PROLETARIA: Partido Comunista del Perú Lidera el Movimiento Internacional Revolucionario Con Acciones en el Primero de Mayo 1984

Por Mike Talavera

En el Primero de Mayo 1984, el Partido Comunista del Perú (PCP) explotó 30 metros de tubería de petróleo en el norte del Perú y colgaron banderas rojas enormes con símbolos de martillo y hoz por las antenas de dos estaciones de radio en Ayacucho, celebrando el Día Internacional de los Trabajadores.

“Con la primera aparición de los rayos del sol, la gente del pueblo vio las banderas rojas de cinco metros ondeando encima de las estaciones de radio,” informó un periódico peruano. “Esto ocurrió a pesar del hecho que las estaciones fueron rodeadas y bajo de vigilancia permanente.”

Otras acciones se llevaron a cabo a través del país en honor de la clase obrera. Estaciones de policía fueron atacadas, robaron armas, impusieron apagones por actos de sabotaje, pintaron muros con consignas revolucionarios, y se lanzaron globos rojos con símbolos de martillo y hoz.

Adicionalmente, muchos de los 500,000 trabajadores del gobierno peruano que estaban en una huelga indefinida por más de tres semanas también participaron en actividades del Primero de Mayo, incluyendo marchas y enfrentamientos con la policía.

“Este Primero de Mayo ha sido un brillante día de combates y éxitos revolucionarios por nuestra gente,” dice una carta del Comité Central del PCP, “y adquirió una mayor importancia siendo parte de la celebración mundial acordado por el MRI. La formación del Movimiento Revolucionario Internacionalista ha sido una gran inspiración revitalizante para la clase obrera peruano, para el pueblo, para los revolucionarios, y especialmente para los combatientes armados y seguidores comunistas del marxismo-leninismo-maoísmo, y al mismo tiempo ha sido un golpe duro para la reacción y el oportunismo electoralista, especialmente revisionismo.”

Cuatro años antes, en el primero de mayo 1980, un folleto publicado por la organización Movimiento de Trabajadores y Proletarios llamaron por la iniciación de una lucha armada en el país. “Vivimos en una situación revolucionaria en desarrollo,” dice el documento, “que exige que sigamos nuestro propio camino: A COMENZAR LA LUCHA ARMADA. Elecciones nunca han dado poder a la clase obrera y solo puede ser conquistado a través de una lucha armada prolongada y dura.”

Dos semanas después, en 17 mayo 1980, en la víspera de las elecciones presidenciales en el país, militantes enmascarados asaltaron una mesa electoral en el pueblo de Chuschi en Ayacucho y quemaron las urnas. Esta acción comenzó la lucha armada en Perú que sigue hoy. En 1984, un estimado de 15,000 acciones armadas han sido ejecutados.

El Primero de Mayo 1984 llegó dos meses después de la declaración del Movimiento Revolucionario Internacionalista fuera firmado por más de una docena de partidos comunistas y organizaciones alrededor del mundo.

El MRI había acordado en consignas para el Día de Mayo de ese año, incluyendo “Viva el Rojo Primero de Mayo, Símbolo de la Revolución Proletaria Mundial,” “¡Construye la Unidad del Proletariado Internacional! Saluda la formación del Movimiento Revolucionario Internacionalista,” y “¡Rompe las Cadenas, Desatar la Furia de las Mujeres como una Fuerza para Revolución!” Esos cantos fueron repetidos en marchas del Primero de Mayo en Perú, la India, Francia, Suecia, y otros países.

Aunque el MRI nunca reconoció oficialmente su disolución, ha estado inactivo desde 2007. Descendió en corrupción y revisionismo, dividido entre los campamentos que querían preservar unidad falsa y otros que quisieron cooptarla y empujar su propia marca de revisionismo.

Sin embargo, ha surgido una nueva corriente de solidaridad internacional entre partidos comunistas y organizaciones. Este fin de semana pasado, una declaración “en apoyo con el Partido Comunista maoísta en el estado de Francia” ha sido publicada y firmada el mes pasado por varios partidos comunistas europeos y organizaciones, así como el Movimiento Popular Perú (Comité de Reorganización), el Partido Comunista de Brasil (Facción Rojo), y el Partido Comunista de Turquía/Marxista-Leninista.

En su centro, el Primero de Mayo es un día celebrando la clase obrera internacional y debe ser celebrado cada año en una manera que fortalece la solidaridad de trabajadores alrededor del mundo. Es la responsabilidad de los partidos comunistas y simpatizantes del maoísmo liderar a las masas para continuar las tradiciones del Primero de Mayo con el mismo espíritu y entusiasmo que el PCP en 1984.